HÉRIDAS DE PASADO

HÉRIDAS DE PASADO

¿Por qué a veces preferimos tapar las heridas que sanarlas?

He conocido una chica que cubría sus muñecas.


Esta chica se atrevió a hablar y decir lo que le hace cortarse, lo que le hace traer al presente en sus heridas para que toda la familia sane.


Una invitación para todos ya que ella los trajo.


Gracias o desgraciadamente por ella están aquí y gracias o desgraciadamente hoy lloran por lo que les ha pasado.
Decidieron hablar de esa herida y comenzar a sanarla juntos.


Sólo queda llorar y abrir el corazón para perdonarse y decir todo aquello que no se ha dicho para dejar de actuar haciéndose daño («todo lo que no se dice se actúa o se somatiza»).


Han decidido no atentar contra su vida, ni la de la familia.


Han decidido luchar por ella a pesar de todo lo que no les gusta y que les gustaría que fuera diferente.
Para llegar a esto esperaron recibir una dura invitación y vivir el miedo a perder a un miembro de su familia. Esto les hizo reaccionar.

¿Estarán dispuestos a sanar aunque eso implique tocar el dolor y mostrar sus heridas escondidas bajo la manga?
¿Qué otras heridas profundas tendrán que son más dolorosas que aquellas en la piel?

«Una herida puede llevar a cortar toda relación, hasta con uno mismo o a tocar el dolor para sanar y aprender de ello».

Daniela Chávez Heres.

EJERCICIO DE NERVIO VAGO

EJERCICIO DE NERVIO VAGO

Un ejercicio muy sencillo para restablecer la calma y la estabilidad. Recuerden que no hay fórmulas generales y que este ejercicio es un apoyo. Si tienen síntomas como ansiedad, hípervigilancia, insomnio, miedo desmedido, conductas repetitivas, pensamientos rumiantes, somatizaciones, etcétera es importante buscar el apoyo de un profesional.

Si requieres una cita por favor manda un mensaje.

Abrir chat
Nos encanta recibir mensajes